Piñata Punyeta blog

Information

This article was written on 05 feb 2013, and is filled under Regalos espaciales.

Current post is tagged

, , , , , ,

La cuenta atrás: un juego con mucho mensaje

Como punyetos que somos siempre nos emociona encontrarnos con personas como Laia y Alberto, que se toman el tiempo para regalarse un juego donde el mayor tesoro es darse el uno al otro. Y para nosotros esto es algo invalorable, un regalo para atesorar con cariño en el corazón, como las campanadas de noche vieja que sonaban mientras Laia y Alberto comenzaban su historia.

Así fue como creamos para ellos “La cuenta atrás”: un recorrido poético visual en la ciudad, donde Alberto debía buscar diez mensajes embotellados durante varios días, hasta llegar a la noche vieja. Cada mensaje era una muestra de cariño y afecto de sus seres queridos y todos juntos representaban el mapa de su vida, deseos y anhelos.

Esa cuenta regresiva llevaba a Alberto hacia un gran tesoro: sus sueños. Para reencontrarlos debió recorrer lugares con el cuerpo, los sentimientos y la memoria. Entregándose a la magia del juego, la sorpresa, la risa y al momento presente.

Siguiendo el  mapa del cariño que creamos especialmente en nuestro Laboratorio Creativo, Alberto recibió los mensajes embotellados de amor y amistad de sus seres queridos, que su guía punyeto sembró por la ciudad de Barcelona, convirtiéndola en un gran tablero de juego.

Deseamos agradecer de todo corazón a la librería Pequod, al Espai Mar, y a todas las personas que nos ayudaron a que esta fantástica búsqueda del tesoro haya sido una realidad, pues cada vez que lanzamos uno de nuestros mensajes embotellados se transforman en pistas que alcanzan al corazón de todos los que se cruzan por su camino.

Los invitamos a ir atentos por la ciudad, si abren bien los ojos (y el corazón) puede que vean la silueta de uno de nuestros guías punyetos dejando pistas. O quizá alguien les sonría en la calle mientras encuentran una señal… nunca se sabe si un nuevo juego acaba de comenzar.

“Cuando Tano llegó a casa yo no sabía que empezaría un juego hecho a mi medida en ese mismo instante. José Luís, con sus maneras tranquilas, su vestuario atemporal, o incluso anacrónico, presentó de manera natural y algo misteriosa las normas (ninguna) y el tablero (Barcelona). A partir de entonces, cada día representaba algo nuevo, una posibilidad de. Luego las expectativas se superaban, complementaban, redimensionaban hasta culminar un proceso lúdico durante el que uno se ha parado un momento y se ha contemplado desde afuera. La vida sigue, todo continúa. Pero yo ya nunca seré el mismo tras Pinyata Punyeta.” 

Alberto Garcia

about.me/albertogarmi

 

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.