Piñata Punyeta blog

Information

This article was written on 17 may 2012, and is filled under Mensajes del Más Acá.

Current post is tagged

, , , , , , , ,

El Zen: La risa del alma

Es fácil hablar de los mensajes que nos llegan en forma de palabras, de miradas, gestos, trazos y hasta de sonidos: mensajes contenidos en símbolos que comprendemos y sabemos clasificar. Nuestra última edición de los mensajes del más acá no fue ese tipo de mensaje.

Traducir en palabras una tradición que se basa en la experiencia resulta una paradoja en sí misma, fue por eso que Brisa Esteve, responsable de la introducción del Centro Dokan en Barcelona, dedicó sus palabras a explicar las pautas necesarias para que todos los presentes pudiéramos experimentar la meditación zen.

Hablamos de posturas, respiración y pensamientos, pero no fue pasada la etapa de meditación que pudimos compartir experiencias, sensaciones y presencia.

Fue también mediante la práctica que comprendimos porqué el zen es una experiencia para ser vivida en grupo: solos podemos llegar lejos, pero juntos podemos llegar aún más lejos. Brisa nos acompañó, sin palabras, a comprender cómo “el otro” nos sirve de apoyo y de espejo, la contención del grupo nos permite soltar y recuperar un espacio donde nuestra mirada de niños vuelve a posarse sobre nosotros. Una mirada que luego es risa, que luego es juego y alegría al constatar que lo único importante es el momento presente.

Meditar juntos fue tan simple como potente, tanto que intentar explicar lo que sucedió aquí sería olvidar lo vivido para volver a la mirada adulta y cartesiana.

El zen termina donde empieza, se lee a la entrada de la web del Centro Dokan, así que en un intento punyeto de ser consecuentes con la 13ª edición de los mensajes del más acá, terminaremos este post de la misma forma en que comenzamos: en silencio.

 

One Comment

  1. [...] de la abstracción de una línea a una marca personal bien definida. Nos sentamos en silencio para escuchar nuestro cuerpo, vimos mujeres capaces de superar la realidad con teatro y aprendimos de la vida en manos de un pan [...]

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.